El “enésimo” escándalo de Diego Vásquez

Comparte este contenido:

Cuando hablamos de Diego Martín Vásquez en su faceta como Director Técnico, no podemos dejar de hablar de un tipo ganador, que ha marcado época con Motagua en el fútbol hondureño, logrando lo que pocos o casi nadie ha obtenido, ganando muchos títulos y jugando a un fútbol muy vistoso, pero tampoco podemos ignorar su otro lado, el polémico, lleno de momentos y prácticas poco saludables para el entorno futbolístico de La Liga, y como de costumbre, ayer fue objeto de otro escándalo que cobró su expulsión frente a Real España en el Morazán.

En un partido al que le restaban ya tan solo un par de minutos para finalizar y que Motagua ganaba por la mínima diferencia, Diego Vásquez, fiel a su estilo, aprovechó un incidente que a lo mejor en otras circunstancias hubiese pasado menos apercibido, y es que desde el sector de la gradería alguien del público lanzó una caja de refrescos vacía sobre el banquillo azul, a lo que Diego reaccionó de forma innecesaria y con la clara intención de hacer tiempo, a recoger el objeto y lanzarlo dentro del campo. Como era de esperarse y ante el resultado parcial, los futbolistas de Real España reaccionaron tomando el objeto y sacándolo del rectángulo de juego, sin embargo al argentino no le bastó y armó un zafarrancho con sus adversarios entre alegatos y la acción de pretender regresar el objeto de nuevo a la cancha.

Acertadamente el árbitrto Raúl Castro decidió expulsar al entrenador de Motagua, a lo que este reaccionó furioso entrando a la cancha a encarar al árbitro, para segundos después salir del campo impulsado por su cuerpo técnico. Al partido se le tuvieron que añadir 8′ minutos en los que por fortuna para los del nido supieron aguantar con el 1-0 a favor hasta el final. Lo sucedido anoche es un hecho lamentable y bochornoso, uno más para un técnico de una institución tan grande como Motagua y que no necesita el show que montó para ganar este partido, y que viene arrastrando ya una serie de polémicas y actuaciones vergonzosas entre duelos verbales con los árbitros, artimañas de esconder balones y declaraciones fuera de tono y contexto en su historial como técnico en La Liga.

Al final el Fútbol Club Motagua logró con el solitario gol de Gonzalo klusener al 57′, hacerse con los tres puntos valiosísimos de visita que le otorgan nuevamente el liderato con dos puntos sobre Olimpia, su más cercano perseguidor, al que por cierto enfrentará en el clásico de la próxima fecha peleándose el primer lugar del torneo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *