Para el 2020

Comparte este contenido:

La expansión de los ingresos petrodólares y de gasto público apuntaló un proceso
de reducción relativa de la pobreza a partir de 2004, esta realidad derivo en la
popularidad para el expresidente Hugo Chávez. Sin duda, el incremento en los
precios de petróleo potencio un crecimiento del consumo de los venezolanos,
situación histórica semejante con el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Ya no son tiempos de boom petrolero, la actual crisis económica se conecta con
la pobreza incontrolada en Venezuela, este fenómeno es muy tangible, el país vive
una especie de deslave social, desbordada inflación golpea con mayor intensidad a
los sectores más vulnerables del país hace que los hogares en condición de
pobreza por ingreso se incrementen, esta situación contrasta con los altos niveles
de pobreza que afecta a casi el 85% de las familias venezolanas, al tomar el valor
de la canasta alimentaria como referencia para los niveles de pobreza.

Como siempre el gobierno hace uso de la psicología inversa asegura que el país
tiene “el récord mundial venciendo la pobreza”. No obstante, emergen los números
en niveles críticos de la crisis social, el presidente Maduro prometió que vamos a
Análisis integral / Según su opinión, ¿Cree Ud. que las cosas mejorarán en los
próximos 3 meses del año 2010?

Contexto Venezuela

Enero 2020 tener miseria 0 en 2018, cuando su gestión lo que ha hecho es aumentar la pobreza
y la miseria, esta realidad se enlaza con la desesperanza de muchos venezolanos
que esperan una mejor calidad de vida.

Según la lógica, un país rico es sinónimo de calidad de vida para toda su
población, ante la crisis económica, social, política hasta humanitaria que atraviesa
Venezuela en los últimos meses, Venezuela se encuentra sumergido en una
situación muy compleja y hasta sin expectativas para salir de su propio laberinto con
los actuales actores que dirigen el gobierno nacional.

La contradicción en el discursogubernamental se visualiza según algunos estudiosos del tema económico cuando especialista en materia financiera aseguran que la revolución ha gastado miles de millones de dólares en estos 20 años en improvisación, ayudas económicas a
proyectos políticos internacionales, acuerdos exógenos, despilfarros, campañas
electorales y corrupción en todos sus niveles, una cantidad extraordinaria, no
obstante, la situación del país peor no puede ser y estamos transitando la crisis
económica más significativa que hemos tenido en la historia de Venezuela.

Este país se caracterizaba por tener una de las industrias petroleras más modernas
del mundo, actualmente su producción petrolera se mueve en 2,7 millones de
barriles diarios, es historia… las cifras señalan que las exportaciones no petroleras
se hunden debido al descenso de estos últimos años de la industria petrolera, ahora
nos vemos en la obligación hasta importar productos tan esenciales como la
gasolina. Hemos estado importando gasolina y productos terminados por la suma de
más 8 millardos de dólares.

Es decir, Petróleos de Venezuela ya no es la misma PDVSA que producía para
abastecer el país y por supuesto los mercados internacionales, Venezuela ha
pasado de la calificación de «país exportador de petróleo» a «país importador de
gasolina y derivados», lo irrazonable es que tenemos toda la experiencia y la mano
de obra calificada para producir la mayoría de los productos derivados del petróleo.

En un entorno donde la cantidad de barriles que Pdvsa exporta decrecen, por otro
lado las exportaciones no petroleras son prácticamente inexistentes y el
endeudamiento es bastante caro por la percepción de riesgo que tiene el mercado

internacional, el ingreso de divisas se queda corto ante el alza de las importaciones,
la salida de capitales y el pago de intereses que anualmente debe hacerse por
concepto de deuda ya contraída, se dice el gobierno negocia parte de las reservas
de oro para honrar compromisos de deudas y obtener divisas para importar.

En el mismo orden de ideas, la crisis de la CVG vuelve a ser evidente, según los
informes presentados por Banco Central indica bajas en niveles crítico en el valor de
las ventas al exterior de productos de acero y aluminio, Venezuela prácticamente
solo exporta algo de petróleo y lo grave es 96 de cada 100 dólares que obtiene
provienen del hidrocarburo.

En síntesis Maduro busca negociar y vender más oro y agotar los últimos activos
que quedan en el país sólo para evitar caer en la cesación de pagos, escenario que
traería consecuencias muy graves como: A) Más fuga de capitales por la misma
incertidumbre que genera el escenario económico del país, esta situación conectaría
con la reducción de la inversión extranjera directa, provocando la paralización de
grandes proyectos y estratégicos para Venezuela; B) Potenciación en la crisis de la
escasez y desabastecimiento orientada a una situación de hambruna; C) Peligro de
una depresión, ante la falta de inversiones foráneas; D) Creciente desconfianza
inversiones extrajeras; E) Más inflación, especulación; F) Continuos embargos de los
activos de la nación por parte de los acreedores; H) Ruptura sistemática con los
mercados financieros internacionales tanto para el sector del gobierno como para el
privado … esto es parte del drama de las expectativas rojas, rojitas para el 2020!
Por adelantado, feliz navidad y un próspero año nuevo a todos los
venezolanos, un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *